Harry Kane y compañía visitarán Old Trafford este 4 de diciembre para tratar de rescatar su temporada.

El Tottenham está reviviendo después de un inicio de campaña sumamente complicado que terminó con el despido de Mauricio Pochettino, con José Mourinho tomando las riendas del equipo en su lugar.

En tres partidos bajo el mando de ‘The Special One’, los del norte de Londres han mostrado su mejor semblante, obteniendo el triunfo en cada una de estas oportunidades y devolviéndole la esperanza a sus fanáticos.

Asimismo, Mourinho estará sumamente inspirado para obtener un triunfo contundente cuando se enfrente al equipo que lo despidió a mediados de la temporada pasada; el Manchester United.

El equipo de Ole Gunnar Solskjaer ha sido una sombra de lo que fuera el United en el pasado y, tal como el Tottenham, ha tenido muchos problemas para mantener el ritmo en una English Premier League cada vez más complicada.

Los blancos visitarán el Teatro de los Sueños para tratar de mejorar su quinto lugar en la tabla de posiciones, mientras que los Diablos Rojos tratarán de defender su fuerte para no caer más allá de la novena posición.

Ambos equipos viven un presente complicado y sus aspiraciones de título doméstico son prácticamente nulas, pero siempre que se enfrentan dos instituciones de tal envergadura, el mundo del deporte debe paralizarse para estar atento a las incidencias.

El United necesita levantar cabeza a como dé lugar, pero no cuenta con el talento suficiente en su plantilla como para dar un golpe de autoridad. Sin embargo, el presente de esta serie se inclina en favor de los Red Devils.

En los últimos cinco enfrentamientos entre ambos equipos, los de Manchester han salido campantes, incluyendo sus últimos dos choques. Tottenham, por su parte, salió victorioso en los dos restantes.

Es importante destacar también que ambos equipos han despertado ofensivamente en sus últimos partidos, pero también han permitido muchas licencias en el costado defensivo, por lo que sus presentaciones actuales han estado llenas de goles.

En este sentido, se espera que se mantenga esta tónica en un choque vibrante entre gigantes dormido, por lo que el total de goles fijado en 2.5 podría quedarse corto cuando el árbitro señale el final del partido.

Siguiente Noticia

Loading...