La Conferencia Este estará más reñida que nunca, pero ambos equipos cuentan con jugadores talentosos como para sortear las dificultades.

Construir un equipo ganador no es algo fácil que pueda hacerse de la noche a la mañana. Toma tiempo, planificación, paciencia, riesgos y, sobre todo, algo de suerte, y eso es algo que los ejecutivos de la NBA saben muy bien.

En este sentido, después de sentar una base de jugadores compatibles entre sí y que desarrollen una identidad de juego, muchos gerentes buscan arriesgar todo y pagar grandes sumas de dinero para conseguir estrellas que puedan ayudarlos a competir por un título.

Hoy, hablaremos de un equipo que necesitaba un referente más para intimidar a sus rivales, como el Miami Heat y de los Indiana Pacers, que debieron pagar bastante dinero este verano para complementar a sus jóvenes estrellas.

Miami Heat

El Miami Heat necesitaba una estrella más para ser considerado un contendiente legítimo en la Conferencia Este, y lograron precisamente eso al conseguir el compromiso del siempre controversial Jimmy Butler.

Butler será el nuevo líder de un equipo que espera que las lesiones respeten a Dion Waiters y Goran Dragic después de una temporada sumamente accidentada para volver a luchar por un puesto de playoffs.

La era post-Dwyane Wade en el sur de Florida arrancará con el pie derecho, siempre y cuando Butler no repita sus polémicas actitudes en el vestuario, especialmente después de haberse desprendido de otro jugador controversial como Hassan Whiteside.

El Miami Heat es uno de los equipos de los que más mejorías se espera esta temporada, y la presencia de novatos estelares como Tyler Herro podrían contribuir a sobrepasar su proyección de victorias de 41.5.

Indiana Pacers

Los Indiana Pacers han construido una escuadra sumamente balanceada durante los últimos años, combinando juventud con veteranía para conformar un equipo capaz de competir por un puesto alto en la Conferencia Este.

Y, tras las llegadas de TJ Warren y Malcolm Brogdon, se espera que el equipo pueda mantenerse fuerte incluso aún mientras se recupera su principal referente ofensivo Victor Oladipo.

Los Pacers además tienen un dúo letal en la pintura con Domantas Sabonis y Myles Turner, pero deberán dar un paso al frente este año tras siempre quedarse cortos cuando llega la postemporada.

El equipo de Indiana tiene todo para ser grande y competir, pero deberán seguirse haciendo fuertes en casa si pretenden superar el total de victorias proyectadas para esta campaña, fijado actualmente en 42.5 triunfos.

Siguiente Noticia

Loading...