El último campeón es el gran candidato a consagrarse nuevamente en la primera definición a final única en la historia del certamen.

River ganó con autoridad el primer cruce de semifinales ante Boca y es el gran favorito a consagrarse, mientras que su clásico rival paso de favorito a ser el que menos chances parece tener. En la otra llave, Flamengo parece estar a la altura de desafiar el reinado de los argentinos y fue muy superior a Gremio en la ida, pero el marcador está solo 1-1 y el tricolor se ilusiona con dar el batacazo en Río de Janeiro.

River

El campeón está a solo dos compromisos de ganar la copa dos veces consecutivas y Marcelo Gallardo ha construido, nuevamente, un equipo que parece imbatible.

Llegó invicto a las semifinales y se enfrentó a un desafío de alto nivel, como lo es una llave ante su rival de toda la vida: Boca. Sin embargo, parece no haberle pesado ni un poco la responsabilidad y mantuvo su característica mentalidad ofensiva, que lo llevó a festejar en el juego de ida con un claro 2-0.

View this post on Instagram

⚡️²⁰💥

A post shared by Club Atlético River Plate (@riverplate) on

Si bien todavía queda el cruce en La Bombonera, nada parece sugerir que los defensores del título puedan perder una ventaja tan clara como la que consiguieron. Por eso, su principal preocupación será ver cómo se prepara para enfrentarse a Gremio o, más probablemente, Flamengo, acaso el mejor conjunto del continente en la actualidad.

River ya hizo historia ganando la única final de Libertadores ante Boca en 2018 y busca quedar en los libros nuevamente, imponiéndose en la primera definición a partido único en campo neutral.

Considerando su nivel, es el gran favorito a conseguirlo y lleva una buena cuota de 2.38.

Flamengo

Flamengo logró un empate 1-1 ante Gremio, pero se volvió de Porto Alegre con una sensación de derrota, ya que dominó el trámite del partido y pudo haber ganado por varios goles de diferencia.

A pesar de su buen nivel, ha perdido tres de los 11 juegos que ha disputado (5V-3E) en la Libertadores, aunque se hizo fuerte en Río de Janeiro y allí se impuso claramente en sus dos cruces de eliminación directa.

Por si fuera poco, el Mengao está primero en el Brasileiro y lleva una marcha contundente desde hace dos meses.

También tiene una gran delantera encabezada por Gabriel “Gabigol” Barbosa, que lleva más de 30 goles en el año y cinco en la copa, apoyado por Bruno Henrique.

Teniendo en cuenta el gran rendimiento de los cariocas en lo que va del año, son el principal adversario que tiene River en su camino al título y podrían quedarse con el trofeo en Santiago de Chile, por lo que su retorno de 2.75 se vuelve sumamente atractivo.

Gremio

Gremio llegó a las semifinales por tercer año consecutivo y se ilusiona con meterse en la final, algo que logró en 2017 cuando terminó consagrándose. Sin embargo, tiene un duro compromiso en Río de Janeiro frente a Flamengo ante el que igualó por 1-1 en su estadio, por lo que necesita salir a ganar el duelo sí o sí.

View this post on Instagram

Voltando 👊🏻 | foto @lucasuebel

A post shared by Pedro Geromel (@geromeloficial) on

De cualquier manera, el tricolor viene de pasar una situación similar en cuartos de final. En la ida, había perdido por 1-0, como local, con Palmeiras. A pesar de la adversidad, hizo un buen planteo en la vuelta, logró un 2-1 fuera de casa y pasó por diferencia de goles.

En la liga brasileña marcha lejos de la cima de la tabla, lugar que ocupa, justamente, el Mengao.

Incluso si lograra clasificarse a la final, el equipo de Porto Alegre tiene un mal registro ante oponentes argentinos, por lo que la definición podría complicársele. Aun así, vale la pena considerarlo como posible campeón por su cuota de 5.00.

Boca

Marcelo Gallardo nunca ha perdido un cruce de eliminación directa con Boca desde que es entrenador de River. Por si fuera poco, le ganó la ida por 2-0 y los dirigidos por Gustavo Alfaro tienen un pie afuera de la competencia.

Sin embargo, no sería justo descartar completamente a un club que es el segundo máximo campeón del certamen (seis títulos). Además, el plantel actual logró un buen rendimiento – hasta la ida de las semifinales – en esta temporada, en la que apenas recibió cuatro goles en 14 partidos.

De cualquier manera, la elevada cuota de 8.00 habla por sí misma, ya que tendrían que lograr una remontada histórica el 22 de octubre en La Bombonera para poder llegar a la final, aunque, si lo consiguen, el envión anímico los colocaría como grandes favoritos.

Siguiente Noticia

Loading...