Con ambos clasificados, el juego en el Allianz Arena no supone demasiada emoción y en BetStars te contamos todo lo que necesitas saber.

Bayern Munich está primero en el Grupo B, con puntaje ideal y cierra su participación en la primera fase jugando como local. Sin embargo, en frente tendrá al renovado Tottenham de José Mourinho, que se ilusiona con rescatar un punto pese a la goleada sufrida en su cruce previo.

El partido

Bayern Munich sufrió un duro golpe ante el Eintracht Frankfurt y perdió 5-1 por la 10° fecha de la Bundesliga, a tal punto que le costó el puesto al entrenador Niko Kovac. Por si fuera poco, desde entonces han mostrado una faceta sumamente irregular y vienen de perder sus últimos dos compromisos por el torneo, quedando relegados al 7° puesto con 24 puntos (7V-3E-4D).

De cualquier manera, los bávaros cuentan con la tranquilidad de tener el primer puesto de su grupo asegurado (5V, 15 unidades), aunque necesitan una victoria para disipar las dudas sobre su rendimiento colectivo.

En la última jornada de la primera fase recibirán al Tottenham, otro equipo que despidió a su entrenador recientemente (Mauricio Pochettino), aunque ellos sí lo reemplazaron inmediatamente con José Mourinho. Así, a pesar de sumar apenas la mitad de puntos que el líder de la Premier League (tiene 23, 6V-5E-5D), bajo las órdenes del nuevo mandamás ha logrado cuatro triunfos y solo perdió una vez, por lo que se ilusiona con ganar en Alemania.

Está será apenas la séptima vez que se enfrenten entre ambos, en un cruce que domina ampliamente el equipo local (3V-2E-1D) y que tiene como último antecedente la paliza a domicilio que le propinaron a los londinenses en el Tottenham Hotspur Stadium hace dos meses.

Teniendo en cuenta que los anfitriones están en crisis y que los ingleses se están recuperando de la mano del portugués, la balanza parece estar nivelada, sobre todo considerando que Bayern perdió solamente tres veces en el Allianz Arena en todo el año. Por eso, y viendo que ninguno necesita realmente la victoria más que por una cuestión de moral, una igualdad es un pronóstico sumamente atractivo, con un retorno de 5.00.

Goles

Decir que Robert Lewandowski pueda marcar en cualquier momento resulta el pronóstico más sencillo de hacer, teniendo en cuenta que ha convertido 10 veces en cinco juegos y tiene altas probabilidades de sumar, al menos, uno más, tal como lo refleja su cuota de 1.36.

Por eso, más allá de los nombres particulares, ambos equipos son altamente anotadores y tienen 38 entre ambos en las cinco fechas que van de la copa, por lo que haya varios tantos en el partido es una buena posibilidad, volviendo sumamente atractivo el 1.95 que tiene de retorno que haya más de 3.5 goles.

Dónde se gana el partido

Es sabido que Mourinho es de la escuela de ganar primero y jugar vistosamente después. Sin embargo, la categoría del entrenador y de los jugadores que tiene a disposición le permite lograr un dominio claro en el campo de juego, aún cuando no pudo doblegar a su rival más difícil hasta el momento: Manchester United.

De cualquier manera, el Tottenham del portugués ha mostrado una verticalidad mucho más marcada que el partido de posesión planteado por Pochettino, por lo que este equipo no se parecerá en nada al que perdió por 7-2 en Londres.

Así, Bayern deberá cuidarse de los balones largos por las bandas y, sobre todo, de los contragolpes de un equipo que, en territorio hostil, probablemente espere replegado para lastimar de esa manera.

Sin embargo, si los anfitriones consiguen controlar el balón y generar espacios con su juego de pases tradicional, podrían vulnerar a una defensa que todavía debe acostumbrarse al nuevo estilo.

Información sobre los equipos

En el equipo bávaro esperan contar con Jerome Boateng para el miércoles, luego de que el defensor alemán sufriera un golpe en la última fecha de la Bundesliga. Sin embargo, ya se confirmó que no estarán convocados ni Corentin Tolisso ni Mickaël Cuisance, ambos lesionados.

En Tottenham, la ausencia del fracturado Hugo Lloris no es la única significativa, aunque Paulo Gazzaniga ha tenido un buen rendimiento en reemplazo del francés, que no volverá hasta 2020. El caso más resonante es el de Harry Kane, goleador de su equipo, quien no jugará, según confirmó el propio Mourinho.

El entrenador de los londinenses adelantó que será una buena oportunidad para probar a los jugadores más jóvenes en un escenario del máximo nivel, por lo que podríamos ver al delantero Troy Parrott en el ataque o a Kyler Walker-Peters en la defensa.

Siguiente Noticia

Loading...